Nuestra recetas en tu idioma

Receta fácil de los huesos de San Expedito

La gastronomía Española consta de infinidad de dulces tradicionales, sobre todo en la llamada repostería de convento que se eran recetas preparadas preparar por las mojas.

Este es un dulce que suele elaborar sobre todo para Semana Santa y Todos los Santos.

Este es un elaboración que en lugar de hornearse se fríe con abundante aceite.

Los también denominados rolletes o huesitos, en algunas localidades, están compuestos de una masa de huevo, harina, aceite, aromatizada con anís dulce y granos de anís, por lo que tienes un olor y un sabor muy agradable.

Receta fácil de los huesos de San Expedito

Tiene que tener forma de dedo, no me preguntes porqué, ya que no he podido averiguarlo, como tampoco he podido averiguar porque reciben el nombre de huesos de san expedito. Si tienes alguna idea o sabes algún sitio donde explique un poco de donde viene, te agradecería que me lo comentes.

Tiempo:

60 minutos

Valor Calórico:

medio

Dificultad:

baja

Ingredientes:

4 Personas

Ingredientes

  • 350 g de harina de trigo
  • 1 Huevo
  • 1 Yema de huevo
  • 1 Cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 Cucharada sopera de levadura en polvo
  • 1 Cucharada sopera de anís dulce
  • 1 Cucharada de anís en grano
  • 100 g de azúcar
  • 50 ml de leche
  • Azúcar glas
  • Aceite para freír
huesos de san expedito

Preparación

  • Este dulce no tiene preparación.

Elaboración

Añade el huevo y la yema en un bol, bátelo bien.

Ahora añade el resto de ingredientes, el aceite de oliva, el anís dulce, los granos de anís, el azúcar, la leche y la levadura en polvo y lo mezclas todo bien.

Ve añadiendo la harina poco a poco, mientras mezclas.

Cuando hayas echado toda la harina lo amasas con la mano hasta que consigas una masa compacta y homogénea.

Pasas la masa a un banco y la sigues amasando con las manos durante 6 minutos.

Después de amasarla la vuelves a dejar en el bol, la tapas y la dejas reposar durante 30 minutos aproximadamente.

Coge un bola de masa y la ruedas por el banco hasta que consigas un cilindro alargado de un dedo de grosor, lo cortas en cilindros de unos 5 ó 6 centímetros de largo, les haces un corte a lo largo.

Así con toda la masa.

Pon una sartén con abundante aceite a fuego medio.

Cuando el aceite esté caliente vas añadiendo los cilindros.

Les das la vuelta para que se frían bien por todos los lados.

Cuando estén bien dorados ya los puedes sacar y los pones en una bandeja sobre papel absorbente.

Cuando estén aún calientes los bañas en azúcar glas o les puedes echar miel por encima.

Consejo

  • Los granos de anís son opcionales pero le dan un toque muy sabroso.

Francesca Bautista

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Anímate y deja tu comentario. Si tienes alguna duda o problema con alguna receta o ingrediente, no dudes en dejarme un comentario, estaré encantada de ayudarte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recetas tradicionales de cocina

Últimos comentarios