Nuestra recetas en tu idioma

Receta fácil de albóndigas en salsa de queso

En esta ocasión te recomiendo unas albóndigas muy simples, pero con un resultado jugoso y con mucho sabor, además están acompañadas de una salsa muy fácil de elaborar y que pega muy bien a esta carne.

La receta de estas bolitas de carne, como la suelen llamar en mi casa, son una forma de comer carne un poco diferente, ya que gracias a su textura crujiente por fuera y jugosa por dentro suele gustar a todos, además el aderezo le aporta un gran sabor que las hace irresistibles. Estas en particular llevan trocitos de beicon, que les aporta un toque de sabor diferente y muy original.

Ya sabes que las puedes preparar con la carne que prefieras, pero yo te aconsejo que utilices carne de cerdo y de ternera a partes iguales, ya que te quedaran mas compactas y con una textura insuperable.

Respecto a la salsa como podrás ver no tiene ninguna dificultad en su elaboración, puedes utilizar el queso que prefieras, pero si es de sabor intenso mucho mejor, ya que si utilizas quesos muy tiernos no tendrá ese sabor a queso que se espera de la salsa, yo te recomiendo un tipo parmesano o gruyere, pero cualquiera que sea de sabor intenso es bueno.


Otra consideración que tienes que tener es la nata líquida o crema de leche, ya que puedes cambiarla por algún preparado vegetal o leche evaporada, que son bajos en grasa y tienen menos calorías.


Creo que no me queda nada mas que decirte, solo que espero que esté plato sea de tu agrado y que no olvides dejarme un comentario.

Tiempo:

20 minutos

Valor Calórico:

medio

Dificultad:

baja

Cantidad:

4 personas

Ingredientes

Para las albóndigas

  • 500 g de carne picada mixta ( de cerdo y de ternera)
  • 100 g de beicon
  • 2 Dientes de ajo
  • 100 g de pan
  • 1 Huevo
  • 1 Pizca de pimienta molida
  • 1 Pizca de orégano
  • Sal al gusto
  • 100 g de harina de trigo para rebozarlas
  • Aceite para freír

Para la salsa de queso

  • 500 ml de nata líquida o crema de leche
  • 30 g de mantequilla
  • 100 g de queso parmesano
  • Sal y pimienta molida al gusto

Preparación

  • Pela y pica los ajos.
  • Remoja el pan con agua y los escurres.
  • Corta le beicon en trozos pequeños.
  • Echa la harina en un plato hondo.
  • Corta le queso en trozos pequeños o lo rallas.

Elaboración

Lo primero prepara la masa de las albóndigas.

Echa la carne en un bol y añade también el pan remojado y el beicon.

Echa también los ajos picados, la pizca de pimienta y el orégano.

Casca el huevo en el bol y le echas a la masa sal al gusto.

Lo amasas bien hasta que consigas un masa compacta y bien mezclada.

Ahora ya puedes moldear las albóndigas.

Coge un poco de masa y le vas dando forma de pelota.

Apriétala un poco mientras la moldeas para que quede compacta y no se deshaga.

No las hagas muy grandes de un tamaño parecido al de una pelota de gol.

Cuando la tengas la rebozas en la harina de trigo.

Que quede bien cubierta de harina y las vas dejando en una bandeja.

Haz lo mismo con toda la masa hasta que las tengas todas moldeadas.

Ahora pon una sartén a fuego medio y echa abundante aceite para freír.

Cuando esté caliente vas echando las albóndigas a freír.

No eches muchas a la vez para que no se enfríe el aceite.

Las fríes un par de minutos por cada lado.

Procura que queden bien doradas por todas las partes.

Cuando este fritas las sacas y las pones en una bandeja sobre papel absorbente.

Haz lo mismo hasta que tengas todas las albóndigas fritas.

Solo queda preparar la salsa de queso.

Pon una cazuela a fuego medio y echa la mantequilla.

Cuando esté derretida echa la sal y la pimienta al gusto.

Lo remueves un poco y vierte la nata o crema de leche.

Con una varilla lo remueves bien.

Cuando empiece a hervir añade el queso y lo remueves bien.

Lo dejas que se cocine unos 5 minutos a fuego medio-bajo.

Ahora echa las albóndigas y remueve la cazuela para que todas quede cubierta de salsa.

Lo dejas 5 minutos mas a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando.

Retira la cazuela del fuego y ya las puedes servir.

Consejo

  • En lugar de nata líquida puedes utilizar preparado vegetal o leche vaporizada.
  • Puedes utilizar cualquier tipo de queso, pero si tiene un sabor intenso te quedará mucho mas sabrosa.
  • En lugar de pan remojado puedes utilizar pan rallado.
  • El tiempo de fritura de las albóndigas puede variar según el tamaño del que las hayas hecho.
Francesca Bautista
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recetas tradicionales de cocina

Últimos comentarios